Superficies Difíciles

Piedras rusticas

Descripción

Existe una gran variedad en el mercado de la construcción de revestimientos pétreos naturales. Se ensucian y suelen depositarse sobre ellos polvillos, suciedad ambiental, residuos de combustibles líquidos como el hollín, sustancias carbonosas y otros contaminantes que desmejoran y hasta percuden, a tal punto de deteriorar la propia superficie de origen.
Para protegerlos por muchos años, es necesario aplicar productos que mantienen el aspecto natural de la piedra y en ocasiones realzar sus propios colores, pero esta opción remite al gusto del consumidor ya que la protección está asegurada. Sin dudas que previo al pintado y a la aplicación de esquemas de hidrorepelencia que garantizan propiedades autolimpiantes, es necesario realizar los pretratamientos de mejora y eliminación de contaminantes, indiscutibles protagonistas y responsables del resultado final esperado.

Soluciones

Las superficies deben encontrarse limpias, secas, libres de óxido, polvo, sales, grasas, hollín y otros contaminantes.
Protección transparente : Usar hidrolavadora a alta presión, verificando previamente el estado de adherencia del propio revestimiento y de las ornamentaciones como molduras, cenefas, florones, etc. deberá complementarse el accionar del hidrolavado con soluciones de detergentes neutros y agua lavandina para las erradicaciones de suciedades, hollín, hongos, moho, verdín y otras patologías. el empleo de solventes es inconveniente, debido a que exti

Si se busca una protección que no modifique el aspecto natural del revestimiento, emplear tersidryl mate sin película base solvente o acuosa.
Para destacar y mejorar los colores de las piedras debe usarse tersidryl semimate con película. consultar las tablas de dilución de cada producto, antes de pintar.
También puede aplicarse imprecol que entinta la superficie en colores natural o rojo cerámico, sin modificar la textura original. especialmente destinado para disimular imperfecciones o en superficies con deterioro permanente.