Superficies Difíciles

Adobe y argamasa

Descripción

Argamasa : Tipo de mortero empleado como material de construcción en albañilería, formado de cal, que actúa como conglomerante, arena y agua, que al secarse adquiere una constitución muy dura, pero menor que una mezcla a base de cemento.
Antiguamente las argamasas fueron muy empleadas en la construcción de murallas y casas como mortero que unía piedras o ladrillos y aún persisten en ciudades y poblados, especialmente en los más antiguos de la república.
Adobe : Mezcla de barro, agua y paja con la cual se realizan ladrillos de grandes dimensiones que se dejan secar al sol hasta la completa eliminación de la humedad contenida. este producto, una vez seco, se coloca en forma de mamposto, es decir, uno sobre otro, cruzando las hileras, a través de una mezcla similar a la empleada para confeccionar los propios ladrillos. empleado habitualmente para la construcción de viviendas, dependencias, galpones y construcciones diversas. este material tiene una consistencia terrosa de alta absorción, de baja resistencia. como consecuencia de su condición absorbente son proclives a retener humedad, provocando la proliferación de microorganismos como hongos, bacterias y otros, como insectos, etc.
La protección es necesaria, sin perder el equilibrio dinámico de la humedad que permite mantener una masa consistente que de otro modo se tornaría arenosa y con facilidad a transformarse paulatinamente en un polvo fino del propio material de origen.

Soluciones

Es necesario realizar un cepillado enérgico con un cepillo suave con el propósito de eliminar los restos de material suelto, suciedad y cuerpos extraños que funcionan como contaminantes.
Como indicábamos, con la intención de resguardar la mínima humedad en el cuerpo del ladrillo, se deben aplicar productos que no sellen la superficie. en estos casos tan específicos deberá emplearse pintura al agua tersuave.
Agregar en un envase de plástico de 20 litros, 1 bolsa de 4 kilos de pintura al agua color a elección. agregar lentamente a razón de 2,5 litros de agua por kilo de cal especial, evitando la formación de grumos que desmerecen la
Esta acción mejorará la humectación de la cal, aumentará la consistencia del producto y favorecerá el desarrollo del color.
Transcurridos esos plazos, podrá optarse por la inclusión de latizador mejorador de cales (1 a 2 sachet por bolsa de 4k) para mejorar la plasticidad y la adherencia. aplicar con pinceleta, brocha o pulverizadores evitando humedecer exageradamente la superficie.
La pintura al agua además de otorgar un aspecto de limpieza y color a la superficie, elimina microorganismos y sanea el área donde ha sido aplicado. en zonas críticas se deberá pintar periódicamente para renovar esta condición.