Patologías

Retencion de suciedad

Descripción

Son innumerables las causas que pueden determinarse para justificar la retención de suciedad de las superficies, sean interiores o exteriores. Es evidente que las expuestas al exterior son propensas a evidenciar más su presencia, pero a veces no nos detenemos a comparar las paredes del interior de los inmuebles. Retirar un cuadro o correr un mueble fijo nos provocará sorpresa y la decisión de pintar rápidamente.
La energía estática de determinadas composiciones, ambientes con alta presencia de suciedad, regiones pulverulentas con grandes cantidades de polvillo ambiental, suelen representar los factores principales donde pueden verse estos fenómenos.

Soluciones

Las superficies deben encontrarse limpias, secas, libre de polvo y otros agentes contaminantes.
Cuando se detecta la presencia de suciedad en el sustrato a pintar, es necesario no emplear solventes, ya que fijan y extienden las manchas, agravando el cuadro.
Exteriores : Es recomendable emplear un sistema de hidrolavado a alta presión con la adición de soluciones de detergentes neutros y agua lavandina. para realizar un trabajo profesional, es conveniente el empleo de un cepillo de paja, pita o plástico de hebras duras para auxiliar al lavado y profundizar la limpieza. si las fachadas presentan molduras y ornamentos que corren el riesgo de desprenderse ante la acción de la presión del lavado, pueden emplearse métodos de lavado manual con un cepillado enérgico (emplear detergente neutro) o reducir la presión de las emisiones del hidrolavado. enjuagar.

Luego de secar la superficie, aplicar fijador sellador al agua o al aguarrás. luego finalizar con la aplicación de lavable exterior o t-flex 450, tersuave frentes o tersitech techos y muros.
Interiores : Pueden emplearse materiales cotidianos (esponjas) para la limpieza húmeda de la superficie a tratar. en estos casos deberá tenerse en cuenta que podrán usarse cuando las superficies presentan una textura muy lisa. en otros casos es recomendable el uso de un cepillo semiduro que permita ingresar en las áreas irregulares con eficacia. el lavado manual se hará a través de un cepillado enérgico, empleando detergente neutro y posterior enjuague. dejar secar.

Continuar con la aplicación de fijadores y posterior pintado con revestimiento estirenado lavable eggshell o satinado para finalizar la tarea. en cielorrasos emplear el producto específico con la ausencia de fijadores.