Patologías

Polucion en maderas

Descripción

La exposición severa a la intemperie, el contacto con restos de combustibles, la contaminación atmosférica, el hollín, la radiación UV, son causantes del deterioro, manchado y destrucción de la madera sin protección.
La impregnación de estos contaminantes en maderas absorbentes es proclive, y si no se procede rápidamente, aplicando los pretratamientos y esquemas correctos puede transformarse en un daño permanente.

Soluciones

Indudablemente prevenir y evitar el contacto de la madera sin protección con la intemperie es la recomendación más evidente que pueda indicarse.
En aquellos casos donde no es posible realizarlo en forma inmediata, es conveniente no dilatar por mucho tiempo la aplicación de revestimientos de protección para impedir que la madera se percuda y se deteriore profundamente.
La aplicación de sal de limón en una solución acuosa de agua tibia/caliente (30º c) resuelve y blanquea la madera por oxidación y transforma levemente su color natural.
El hidrolavado con detergentes neutros también puede representar una solución a estos problemas, teniendo en cuenta de hacerlo con la precaución de regular las emisiones de agua para evitar una absorción desmedida y realizarlo siempre que existan adheridas sustancias grasosas como hollín o restos de combustibles, etc. los productos entintados transparentes como los impregnantes troya (base solvente o acuosa) -natural, cristal, cedro, caoba, nogal, viraró y roble claro- o los barnices y lacas que pueden teñirse a través de los colorantes específicos -roble claro, roble oscuro, peteribí, cedro, caoba, nogal, algarrobo, viraró y wengue - disimulan y restauran la madera devolviendo sus colores, previa selección de la opciones más válidas.